¿La prueba de los viajes en el tiempo? Una momia de 1.500 años lleva unas Adidas